Liga pokemon
normal
winston_payne
Kanto habia cambiado. Los Pueblos ahora eran ciudades, los vehículos eran los que mandaban en las gigantescas urbes y perderse entre tanto callejón, era algo natural incluso para los que allí vivían. Se había respetado la naturaleza, pero los lugares de antes eran cosa del pasado. Alguien que fuera a la época en donde nació el hijo que Ash y Misty tuvieron, habría flipado. Para empezar, uno de los Pueblos más pequeños del mundo Pueblo Paleta,se convirtió en una gran ciudad conocida como Blancaventura, donde estaban las mejores escuelas de todo tipo y donde estudiaba el joven de pelo castaño claro, con camisa marrón, pantalón negro y deportivas amarillas. En aquel momento se encontraba sentado con el codo en el pupitre y la mano en la lMientras la profesora, una anciana que iba a clase en vestida con un jersey azul y falda larga y negra explicaba algo bastante complejo

Kanto había cambiado. Los Pueblos ahora eran ciudades, los vehículos eran los que mandaban en las gigantescas urbes y perderse entre tanto callejón, era algo natural incluso para los que allí vivían. Se había respetado la naturaleza, pero los lugares de antes eran cosa del pasado. Alguien que fuera a la época en donde nació el hijo que Ash y Misty tuvieron, habría flipado. Para empezar, uno de los Pueblos más pequeños del mundo Pueblo Paleta,se convirtió en una gran ciudad conocida como Blancaventura, donde estaban las mejores escuelas de todo tipo y donde estudiaba el joven de pelo castaño claro, con camisa marrón, pantalón negro y deportivas amarillas. En aquel momento se encontraba sentado con el codo en el pupitre y la mano en la lMientras la profesora, una anciana que iba a clase en vestida con un jersey azul y falda larga y negra explicaba algo bastante complejo
Kanto había cambiado. Los Pueblos ahora eran ciudades, los vehículos eran los que mandaban en las gigantescas urbes y perderse entre tanto callejón, era algo natural incluso para los que allí vivían. Se había respetado la naturaleza, pero los lugares de antes eran cosa del pasado. Alguien que fuera a la época en donde nació el hijo que Ash y Misty tuvieron, hubieran flipado. Para empezar, uno de los Pueblos más pequeños del mundo Pueblo Paleta,se convirtió en una gran ciudad conocida como Blancaventura, donde estaban las mejores escuelas de todo tipo y donde estudiaba el joven de pelo castaño claro, con camisa marrón, pantalón negro y deportivas amarillas. En aquel momento se encontraba sentado con el codo en el pupitre y la mano, imaginándose a sí mismo en una aventura por el mundo con un fuerte equipo pokémon y derrotando a malvadas  organizaciones,Mientras la profesora, una anciana que iba a clase en vestida con un jersey azul y falda larga y negra explicaba algo bastante complejo él seguía en su mundo, pero, para su suerte llegó el recreo, momento en el que cogió el dinero para comprar  el almuerzo de la cafetería, pero se encontró a un amigo,  un chico gordo y pelirrojo que solía ser muy nervioso.

-¡Ray es un entrenador!-Le dijo con ese tono que él solía poner. Drex no se lo creía.

-Eso es imposible, a nuestra edad no nos dejan- Le soltó sonriendo como si le estuviera diciendo una broma.

-¡Pues tiene un murkrow!- Le aseguró moviendo mucho las manos y un grupo de chicos miraban con admiración a ese Ray, un chico rubio, con una camiseta azul y un 10 estampado y pantalones a juego que no paraba de vanagloriarse de su supuesto rango,mientras todos le seguían

-Pronto voy a viajar por todo Kanto e ir a la liga pokémon- Dijo y todos se sorprendieron.

-¿Alguien de nuestra edad puede tener un pokémon?- Se escuchó entre las habladurías.
-¡Que suerte!-
-¡Haz que use otro movimiento Ray!- Le dijo otro compañero  y Ray miró a Drex. Nunca se habían llevado bien por tonterías de críos, pues el niño del cuervo le gustaba meterse con él y le pareció la oportunidad perfecta.
-¡Murkrow, ladrón!- Le dijo y se llevó el dinero del almuerzo de nuestro protagonista, quién empezó a perseguirlo, pero acabó largándose.

Tras sentarse en un escalón hambriento y deprimido, un meowth le devolvió unas monedas ¿Serían las que Murkrow le quitó? Como fuera, se lo agradeció dándole parte de las patatas fritas al gato, quién se encariñó con él y se hicieron amigos, pero, como no podía tener pokémon a su edad, lo escondió con miedo

-n el sótano al meowth, dándole de comer sin que los padres se enterasen, incluso en las visitas. En su décimo cumpleaños, recibió un pichu, el cuál era un hijo del pikachu de Ash, queriendo su padre que fuera parte de su legado y, ya que su marido se había empeñado en que tuviera sus propias experiencias, decidió que un Jigglypuff parlante, a la que llamaban Jiggly que desde que nació había cuidado de él como niñera (algo similar al Mr. Mime de Celia  Ketchum)Para salir de Blancaventura, fueron en coche conducido por la  la líder de gimnasio, pues su marido no consiguió, para frustración suya  que consiguiera el carnet. Pronto llegaron a la ruta 1, donde le esperaba una chica con el pelo castaño y con coletas, una chaqueta azul y una camisa lila llamada Violeta

-Vaya, al final lo lograste, pero ese será tu último triunfo-


-Tengo ya dos pokémon más que tú, Violeta- Dijo el chico de pelo negro.

con melenas castañas muy bien peinadas, con una chaqueta rosa y un vestido verde. Era Violeta, su prima, hija del hermano de su padre, Red. Tenían una rivalidad, tirando a enemistad, cosa que heredaron sus hijos.


-Vaya, al final lo lograste, pero ese será tu último triunfo-




-¿Una niñera pokémon más? Que mimadito estás, pareces un bebé- Se burló Violeta


-¡Basta! ¡Te vas a tragar tus palabras en una lucha pokémon!- Dijo y, por una vez parecían estar de acuerdo en algo. Violeta lanzó una pokéball de la que salió un machop Drex hizo lo mismo sacando a un pichu-¡Impactrueno!- Exclamó, dándole de lleno, pero aguantándolo. Luego el machop lanzó una patada baja, que pichu esquivó de un salto, pero recibió un golpe kárate y cayó ante otra patada, ganando Violeta. Ella sonrió con orgullo


-Un pokémon medianamente entrenado está dentro de su pokéball como mínimo- Dijo

-¡Solo lo dejaba descansar un rato!- Le respondió Drex e intentó meterlo en su pokéball, pero pichu esquivaba el rayo rojo con gran agilidad y expresión molesta, la cual iba igualandose a la sensación de frustración de Drex por que su pokémon no le obedeciera¿Tan mal entrenador era? Se autoconsoló pensando en que solo era un novato.

-¡Pichu, entra!- Dijo mientras Violeta sonreía burlona.


-A algunos pokémon no le gustan estar encerrados como a mí, ese era el caso del Pikachu de su padre y tal vez su hijo lo ha heredado- Razonó Jiggly recordando las anécdotas que le solía contar-Sé que solo se puede llevar un pokémon, asique  me meteré en tu mochila- Dijo  caminaron un trecho por la ruta 1, hasta que tuvieron hambre y sacaron unas patatas fritas que iban a compartir y comérselas, pero un rattata les robó la bolsa.




-Pokémon del bosque. Le gusta el queso, las nueces, la fruta y las bayas. También sale a campo abierto para robar comida a los excursionistas tontos-





-¡Le vamos a enseñar quién es un excursionista tonto!- Dijo Drex, mientras perseguían al ladrón, quién se metió en una madriguera bastante grande, demasiado, según el chico para un rattata. Cuando entraron, llegaron a un laberinto, con dos caminos, derecha o izquierda y Drex escogió este último. Allí le esperaron varios rattatas a los que frió con impactrueno y siguieron de allí rápidamente, perdiéndose cada vez más y aumentando el número de caminos.




-¡Impactrueno!- Le dijo apuntando con su dedo a una de las ratas, siendo eléctrocutada después de haberse burlado de ellos y recibió otra descarga a cambio que le paralizó.




-¡Perfecto, sigue con más impactruenos!- Dijo Drex y su pokémon le obedeció con su rival paralizado, pero rattata lanzó un placaje que derribó al otro roedor.




-¡Ánimo, Pichu, tú puedes!- Le animó Drex, mientras este hacía un esfuerzo por levantarse y, una vez conseguido lanzó un impactrueno, pero saltó sin darle y contraatacó con otro placaje, pero recibió una descarga eléctrica y se intercambiaron electrocuciones y tackleos, hasta que terminó dejando frito a toda la camada, recuperaron sus patatas y se las comieron. tras más andar, acabaron  en  una ciudad conocida como  rosachicle, lugar al que llegaron y, en aquellos tiempos lo que más se parecía a un pueblo pues había menos casas, no había rastro de vehículos y era más fácil encontrar el lugar, como se demostró al llegar fácilmente al centro pokémon. Cuando entraron, Drex tuvo que  rellenar un formulario y, mientras lo hacía leía  un folleto sobre la liga kanto en la que decía que había que reunir 10 medallas y que la primera estaba en el lugar elegido en el gimnasio llevado por una tal Tsumoto. Al chico le costaba escribir cosas como las que estaba haciendo y  empezó a aburrirse, por lo que Jiggly decidió revisarlo, escribió algunas cosas para mejorarlo y lo entregó.

Asique, los pokémon que llevas son un Jigglypuff que habla humano en tu mochila, un meowth y un pichu...-Dijo el recepcionista, dejó una pausa y siguió hablando-¡Perfecto! Tu primer combate  de gimnasio es un tutorial contra la  Tsumoto, buena suerte-Agregó y a la noche se fueron a dormir, para estar descansados ante el primer desafío de su aventura.


Clasificados
normal
winston_payne
1Drex.

Ya estamos...
normal
winston_payne
¡Al final iba ganando en el juicio y el juez lo suspende! ¡parece que siempre esté a favor de ese abogado! antes no era así, recuerdo bastante bien mi primer caso. El presidente de Borginia de aquél tiempo había sido envenenado y yo lleve el caso. Era un novato, al igual que mi rival Gavin, pero conseguí ganarlo. Asimismo ocurrió en los siguientes juicios, en los que gané a Grossberg, Armando y otros novatos. Entonces eran grandes tiempos.  Creo que llegué a tener una racha de victorias de siete años. Pero luego llegó la generación de Mia Fey y estropeó mi calidad como fiscal. Desde entonces, he ido para abajo y cada vez el juez piensa menos como yo. Tal vez sería hora de jubilarse y dejar sitio a la nueva generación...

es gustoso el trabajo bien hecho...
confident
winston_payne


Hace un rato, terminé mi trabajo y se me ocurrió aprovechar para actualizar un poco el diario, comenzando por darle un color más bonito, ahora que he descubierto como se hace(no era tan difícil...)
 

No sé si lo habré mencionado, pero llevo el caso del chico de doble personalidad y, de momento la cosa va a mi favor, por lo que me imagino que Wright no se presentará al tribunal y por tanto ganaré definitivamente. La verdad es que no merecía la pena tanta investigación, eso fue un fallo mío, pero tampoco eso le salvará al abogado su derrota. Seguro que después de esto, no volverá a pisar un juzgado, asique a lo mejor otro pobre diablo acaba quedándose con su distintivo, que también perderá contra mí, otro ocupará su lugar, yo lo desmoralizaré también y así sucesivamente hasta que no queden abogados que se atrevan a  enfrentarse a la lógica aplastante de la acusación. Entonces, ya no existiran juicios y la gente será encarcelada del tirón...

...

Emh, no sé porque, de repente me he sentido algo mareado, creo que me voy a volver a ver la tele.


 



me estoy acordando...
normal
winston_payne
Hace un tiempo, conseguí que dieran un veredicto de culpabilidad a diez miembros de una banda de bandoleros que salieron de su tierra natal a  la fuerza para librarse de la responsabilidad de sus crímenes. Aquí atracaron un banco y una tienda de golosinas. Después de hacerlo, empecé a recibir cartas de muerte de el resto del gang y, a partir de ahí, el temor para mí comenzó. Comenzaron por envenarme el café a la mañana siguiente(por suerte, resistí lo suficiente y los médicos llegaron a tiempo para hacerme un severo lavado de estómago) y siguieron con disparo mientras estaba en otro juicio y mi fortuna consiguió que el aguacil, consiguiera salvarme empujándome lejos de la trayectoria de la bala. Al día siguiente me mandaron una carta bomba, pero, como no son en general muy potentes, solo me chasmucaron levemente y me dieron un gran susto.

A partir de ahí, tuve que contratar guardaespaldas y mi vida quedó relativamente tranquila. Aún así, los bandoleros vengadores, seguían intentando  atacarme, pero  conseguían reducirles. Aún recibo amenazas de ellos, por lo que, ni siquiera actualmente salgo sin unos seguratas acompañándome.

Casos simples
confident
winston_payne
La rutina de mi trabajo, normalmente trata sobre casos simples y fáciles de ganar. Por ejemplo, en uno de ellos Macmahon intentaba venderle su torneo de artes marciales a Okiro Tori y al no consiguirlo escribe el nombre del nipón en la firma de confirmación para hacer creer a todos que ya era suya la franquicia, y así poder ganar el doble. En otro, hay un aguacil que robaba una valiosa esfera dorada de un antiguo caso de robo en el que ayudaba. Hace poco volví a ganar otro caso, en el que enchironé al señor Donald por agresión  a su hijo y ser un asesino profesional. Otro caso trataba del secuestro de una chica por su adulto favorito, quién la mete en un camión de helados y la encuentran la policía traumatizado. Otro caso que gané rápido, fue el de un experimento ilegal con un bebé en un laboratorio secreto.  Eso sin contar con el asesinato del doctor Bedford, en el que fue acusado Walter Vanderbuilt y defendido por Roy Lieberman. Yo fui también el fiscal de aquél caso y conseguí convencer al juez de que el acusado había golpeado a la víctima que tenía el arma del crímen en su mano(tenías sus huellas dactilares) manipulando su brazo, agarrandolo y golpeandolo en la cabeza, antes de que pudiera soltar el cenicero.

Casos perdidos.

Un rechazado enamorado y borracho se le acusó de matar a su novia por ser rechazado, pero la defensa consiguió demostrar que estuvo demasiado ebrio por el licor rancio como para realizar el crímen y que en realidad murió envenada por antroquinina y se dio con una botella en la que, antes de irse el acusado había cogido y bebido, pues les gustaba el licor y barato y rancio a ambos.
Pronto iré poniendo más casos que he llevado¡no os olvidéis de verme en acción!

Temores Nocturnos.
sweating
winston_payne
Últimamente con la presión de mi trabajo, mis achaques físicos y mentales y con mi baja autoestima, he estado bastante deprimido, por lo que mi psiquiatra y maestro Dan Scitruth me recomendó, ya que me daba vergüenza hablar en público con él en la consulta, hacer un diario con mis inquietudes, miedos, pensamiento y él lo leería.

También me dijo que en internet lo leerían otras personas, pero, como no voy a poner algo que me sea demasiado íntimo, no me importa demasiado.

Hace unas noches, tuve una pesadilla en la que me degradaban a aguacil y tenía que hacer dicho trabajo mientras hacía surf y así el tribunal se transformaba en una playa llena de maloliente agua en cuestión de segundos. Lo peor ha sido imaginarme ser degradado y no me extrañaría que pasase en la vida real, por las derrotas contra Wright, las múltiples veces que Scitruth me dijo que era un inútil y mi caída de pelo y vejez. Me siento tan débil... siento que pronto, podrían despedirme y no conseguiría evitarlo... espero que no.

Pero eso cambiará el día en el que gane a ese abogado engreído y sé que será dentro de poco.

?

Log in